16
May

Prohibir el plástico es mala idea

Me encontré con este post en facebook con el que no podría estar más de acuerdo: Prohibir el plástico es mala idea

Pero yo quiero ahondar más en el tema, acordándome también de un texto que me llegó a través de un grupo de whatsapp. En él, una señora relataba cómo consideraba ella que ayudaba a conservar el medio ambiente. La verdad es que en muchas cosas admiro a dicha señora, en otras, la desinformación no juega a su favor.

Entre otras, tomaba medidas que ya hemos relatado en el post anterior: utilizar bolsas de tela y tus propios tuppers para ir a hacer la compra, lleva sus pajitas metálicas en el bolso para cuando sale a comer fuera, su botella de vidrio para no usar la de plástico, los cepillos de dientes de bambú, los jabones a granel y en sus propios envases, la copa menstrual, etc. vamos que se lo ha currado.

Ahora bien, si todos (principalmente todas, porque somos las que más llevamos bolso, pero se puede extrapolar a todos también) nos volviéramos como esta señora, los bolsos pequeños dejarían de existir. Piensa por un momento lo que llevas en tu bolso de diario. Ahora súmale la botella de vidrio (llena), el estuche de las pajitas, si comes en el trabajo los tuppers de cristal (llenos), el estuche de la copa menstrual, etc. vamos que si te quejas de que te pesa el bolso y lo comparas con tus amigas como cuando ibas al colegio, que competías por ver quien llevaba la mochila más cargada, lo que va a pasar es que los fisios van a ganar mucho dinero arreglando hombros caídos y espaldas doloridas.

Como he dicho al principio, la desinformación no juega a nuestro favor. La solución no es dejar de consumir plásticos. Afortunadamente llegaron para hacernos la vida mucho más fácil. Como dice Alejandra Ramos Jaime en su post “Prohibir el plástico es mala idea”, la carne o las verduras envueltas en plástico pasa de tener que consumirse en 4 días a poder hacerlo en 30. También es cierto que esto choca con el comercio de proximidad, que muchos me diréis que no es necesario que los productos alimentarios tengan que conservarse 30 días, que no es sostenible. Pues tenéis razón, pero nuestra sociedad no está preparada a día de hoy para que eso pase, más que nada porque en Finlandia lo de comerse una naranja recién cogida del árbol es un poco difícil, y mandarlas de valencia en el día es un poco precipitado, así que de momento lo necesitamos. Echarle la culpa a la globalización, que hace que todos queramos comer de todo no importa donde estemos, y cuanto más exótico mejor.

Volviendo al tema de los plásticos, sería necesario encontrar una manera de hacerlos mediante la cual se degradaran antes, o pudieran servir para otro fin, como por ejemplo la construcción (aislante o impermeabilizante). Definitivamente dejar de usarlos no es una opción. Igual que todo, deben evolucionar y adaptarse a los nuevos tiempos y, afortunadamente muchas empresas del sector ya lo están haciendo. Cito algunas: ARKEMA, BASF, DOW , DSM ENGINEERING PLASTICS, DUPONT DE NEMOURS, EXXONMOBIL CHEMICAL, LYONDELLBASELL INDUSTRIES, NOVAMONT, POLIMERI EUROPA, REPSOL YPF, SOLVIN, TICONA, TOTAL PETROCHEMICALS.

En cuanto a los plásticos en nuestra vida diaria, no es tan fácil dejar de usarlos. A muchas de las alternativas les falta darle una vuelta para que de verdad cumplan su función. Por ejemplo a las compresas femeninas o a los pañales. La copa menstrual es lo más popular ahora mismo. Como ventajas, que dura muchos años si la cuidas adecuadamente, por lo tanto te ahorras dinero al no comprar compresas ni tampones a la vez que ayudas al medio ambiente. Inconvenientes, necesitas intimidad y práctica para vaciarla, cosa que dependiendo de donde te encuentres, no es fácil de conseguir. Con lo cual no es para todo el mundo. Dejo enlace para quien no la conozca, donde además explican todos los pros y contras de manera muy completa: COPA MENSTRUAL. En cuanto a los pañales de tela encontramos el mismo debate que con la copa menstrual. Como su propio nombre indica, son de tela, lo que quiere decir que lo que haga el bebé en él, se va a tener que lavar, con el consecuente gasto en jabón y agua. Además, si no estás en casa y a tu bebé se le ocurre hacer caca, tendrás que pasear ese pañal hasta que llegues a un lugar donde lo puedas lavar (y a conciencia para que no queden residuos). Dejo enlace de nuevo: PAÑALES DE TELA.

En cuanto a las bolsas de tela como alternativa a las de plástico, muchas de ellas utilizan derivados del plástico para hacerlas más resistentes. Evidentemente al usarlas más de una vez, son más sostenibles que las de plástico que se usaban hasta ahora, pero aún queda mucho camino por delante. Hace algunos años se empezaron a producir unas con fécula de patata, pero el gasto de agua que se produce para su fabricación es bastante contraproducente para nuestro objetivo de cuidar los recursos naturales. Aún así, felicito a todas las tiendas y supermercados que están poniendo su granito de arena para suprimir el uso de plástico. ALIMENTOS DESNUDOS

Los utensilios de bambú o madera, siempre y cuando se extraigan las materias primas de lugares especialmente destinados para ello y siguiendo unas pautas de cultivo sostenible, son bastante buena alternativa.

En resumen, las empresas plastiqueras deberían invertir en I+D para producir plásticos y sus derivados que sean más amistosos con el medio ambiente y cuiden los recursos naturales en su fabricación. Mientras tanto nosotros deberíamos reutilizar al máximo todos los productos plásticos y reducir su consumo al mínimo indispensable, sustituyendo lo que podamos por otros productos, sin sufrir por hacer nuestra vida más complicada de lo que ya es (en algunos casos).